La agresividad un niño sobre su hermano triplica el riesgo de psicosis en la adultez

Las peleas y conflictos ocasionales pueden enseñarles a los hermanos habilidades para resolver problemas. Pero, por otro lado, las conductas agresivas repetitivas y el abuso que ejerce un niño sobre su hermano (bullying familiar) incrementa el riesgo de desarrollar un trastorno psicótico durante la adultez.

La agresividad un niño sobre su hermano triplica el riesgo de psicosis en la adultez

Así lo ha descubierto una reciente investigación de la Universidad de Cambridge. En total participaron 3.600 personas que pertenecían al Avon Longitudinal Study of Parents and Children, y se evaluó si habían sufrido bullying familiar a la edad de 12 años y si tenían algún trastorno psicótico cuando cumplieron los 17.

En la primera evaluación se les informó que se les preguntaría si habían sufrido de abuso por su hermano o hermana y se les explicó que el bullying familiar se caracteriza cuando sus hermanos tratan recurrentemente de enfadarles al decirles algo hiriente o despectivo, cuando los ignoran por completo, les excluyen de sus grupos de amigos, les pegan, patean, empujan, o propagan falsos rumores sobre ellos.

Para el diagnóstico psicótico, se utilizó la entrevista semiestructurada Psychosis-like Symptoms Interview (PLIKSi), una adaptación del Clinical Assessment in Neuropsychiatry. La misma incluye las siguientes categorías: alucinaciones (visuales y auditivas), delirios (ejemplo: ser espiado), interferencia de pensamiento, etc.

Una situación considerada poco importante

Haber sufrido de bullying familiar se asoció directamente con los trastornos psicóticos, incluso después de controlar las variables extrañas. Aquellos que sufrían bullying familiar varias veces a la semana tenían entre de dos a tres veces más riesgo de desarrollar un trastorno psicótico. Y aquellos niños que vivían el tormento del bullying dentro de su casa y en la escuela tenían hasta cuatro veces más riesgo de sufrir un trastorno psicótico en su adultez.

La sociedad en general suele banalizar los efectos del bullying y el abuso que ejercen algunos niños sobre sus hermanos. Esta investigación -sumada a estudios previos que han encontrado un incremento del riesgo de depresión y autolesiones en niños que sufren bullying familiar- es una seria llamada de atención para que los padres y maestros detecten aquellos niños que sufren del abuso de sus hermanos e intervengan inmediatamente.

Comentarios
La agresividad un niño sobre su hermano triplica el riesgo de psicosis en la adultez
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW