Los vascos podrán hacer testamento vital en centros de salud y con su médico

Los ciudadanos vascos podrán redactar el documento de voluntades anticipadas en cualquier centro de salud y con la asesoría de su propio médico de familia.

El Ejecutivo ha aprobado hoy modificar el decreto por el que en 2003 se creó el Registro Vasco de Voluntades Anticipadas para agilizar los plazos y atender más solicitudes.

Los vascos podrán hacer testamento vital en centros de salud y con su médico

Una de las modificaciones previstas pretende facilitar a la ciudadanía la elaboración de este documento y para ello se incluirá la posibilidad de que sea redactado en cualquier centro de salud del territorio.

Hasta el momento se podía hacer en los ambulatorios de Álava, donde comenzó de manera piloto esta posibilidad, pero ahora y dados los buenos resultados obtenidos, se va a ampliar a todos los centros de Vizcaya y Guipúzcoa.

El documento de voluntades anticipadas sirve para que los ciudadanos expresen los criterios que deben orientar las decisiones a tomar en el ámbito sanitario, como la elección del lugar donde se quieren recibir los cuidados al final de la vida y la voluntad de ser donante de órganos.

También se establecen cuestiones como la aceptación o rechazo de determinados tratamientos y cuidados, y la designación de un representante legal que actúe como interlocutor ante el equipo sanitario en el caso de que el paciente no pueda expresar su voluntad.

Ahora, quien lo desee podrá redactar ese documento en el centro médico con la asesoría de su médico de familia o de uno de referencia que se establezca en ese ambulatorio, y podrá ser otorgado posteriormente en el centro de salud a través de la fórmula de los tres testigos, que podrán ser otros profesionales del ambulatorio.

Más seguridad ética y jurídica para los profesionales

El nuevo decreto amplía las fórmulas contempladas en la ley para otorgar un documento de voluntades anticipadas estableciendo encargados de registro en las tres delegaciones territoriales de salud. De esta manera se descentraliza el ejercicio de esa atribución ya que antes había que acudir al registro central localizado en la sede del Ejecutivo en Vitoria.

Finalmente, también se va a modificar el régimen de acceso a los documentos. Hasta el momento únicamente se reconocía al personal sanitario y a los otorgantes la posibilidad de acceder a los mismos y ahora se ampliará a los representantes legales designados por éstos.

Desde 2003, un total de 21.723 personas han firmado este documento, lo que supone una tasa de 9,9 por cada 1.000 habitantes. El Gobierno vasco espera que con esta modificación el número de personas que otorga este documento aumente un 33 %.

El Ejecutivo vasco se compromete a seguir potenciando esta fórmula dada la buena aceptación que está teniendo, ya que cada vez son más personas las que desean registrar de forma oficial una serie de instrucciones que sirvan de guía a los profesionales sanitarios y también a sus allegados sobre qué cuidados desean recibir y de qué manera, en el caso de que la persona no pueda expresar su voluntad en ese momento.

“Fomentar esta práctica supone mejorar la calidad asistencial, el empoderamiento de los pacientes, aumentar la seguridad ética y jurídica de los profesionales, al tiempo que se respeta la autonomía y las preferencias de las personas en el final de la vida”, afirman desde la consejería de sanidad vasca.

Comentarios
Los vascos podrán hacer testamento vital en centros de salud y con su médico
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW