Nuevas formas para pagar las compras y fidelizar a los compradores

Acudir a un comercio y pagar los productos adquiridos acercando el reloj de pulsera al datáfono será posible a lo largo del primer semestre de este año para los clientes de CaixaBank. A su vez, Samsung Pay convierte el móvil en una tarjeta de crédito. El objetivo: fidelizar a los compradores.

 

 

Nuevas formas para pagar las compras y fidelizar a los compradores

Los clientes de Caixabank que dispongan de uno de los relojes del fabricante Garmin que integren tecnología Garmin Pay podrán descargar en el dispositivo la tarjeta Visa de esta entidad bancaria y utilizarlo en los establecimientos que dispongan de TPV contactless.

La operación de descarga de la tarjeta en el terminal se hace de forma segura desde la aplicación Garmin Connect, según explica el banco, y el cliente podrá utilizar la aplicación CaixaBank Pay para gestionar la tarjeta descargada en el reloj Garmin. “El cobro se realiza bajo los más estrictos protocolos de seguridad y privacidad”, señalan desde la entidad bancaria.

Seguridad en el pago con el reloj

El número de la tarjeta no queda guardado en el dispositivo ni en los servidores, y tampoco se transmite al personal de los establecimientos en los que la emplee el usuario. Cada vez que el cliente realice un pago con su dispositivo Garmin, recibirá un mensaje.

La tecnología Garmin Pay está implementada actualmente en su dispositivo vívoactive® 3 y se prevé que esté en los próximos meses en 20 dispositivos más de la marca.

El móvil, una tarjeta de crédito

Samsung Pay, el sistema de pago desde el móvil del fabricante coreano, lleva en nuestro país apenas un año y medio. Según Celestino García, vicepresidente corporativo de Samsung España, en este periodo más de medio millón de españoles han probado el sistema; más de 100.000 lo usan cada mes; más de 30.000 lo utilizan más de 20 veces al mes; en 2017 se hicieron 2.237.695 transacciones utilizando este medio de pago...

Estos datos se complementan con el resultado de un estudio IPSOS sobre medios de pago móviles que reflejan un conocimiento muy extendido del sistema. De hecho, el 70% de los encuestados manifiestan que lo conocen, cifra que supone cinco puntos más que en 2016. Los datos revelan aún un incremento mayor en el número de usuarios: del 5% en 2016 al 19% en 2017, lo que nos coloca como uno de los países más avanzados en este terreno.

Esta posición puntera se debe, al menos en parte, a que España fue el primer país europeo y el cuarto mundial en desarrollar Samsung Pay. También influye el hecho de que una gran mayoría de los terminales punto de venta ya estuvieran preparados para el pago sin contacto.

Desde que se lanzó en junio de 2016, este sistema de pago móvil ha logrado 100 millones de euros en transacciones y tiene acuerdos con CaixaBank, imagingBank, Abanca, Sabadell, Santander, Openbank, WiZink y El Corte Inglés. Para el fabricante coreano, este método de pago se está revelando como una gran herramienta de fidelización. El 70% de los usuarios del sistema está dispuesto a comprar otro móvil de la misma marca por mantener Samsung Pay. La hoja de ruta para este año incluye más móviles compatibles, wearables con los que se pueda utilizar (y de paso se desvela que en la segunda mitad del año veremos nuevos equipos "tecnología vestible"), pago en compras a través de Internet (ya disponible en Corea y Estados Unidos) y pagos App-in-App.

En España se adoptó rápidamente el pago con las tarjetas de crédito. Y lo mismo parece pasar con el pago con el móvil o con equipos como los relojes inteligentes.

Comentarios
Nuevas formas para pagar las compras y fidelizar a los compradores
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW