Herramientas para el Alzheimer: Análisis de sangre e ibuprofeno

Investigadores de la Universidad Ruhr de Bochum (Alemania) han desarrollado un nuevo método de análisis de sangre que podría ayudar a detectar a personas con riesgo de padecer Alzheimer. Por otra parte, un estudio sugiere que el ibuprofeno implementado en un régimen diario iniciado lo suficientemente temprano puede prevenir el inicio de la enfermedad.

 

Herramientas para el Alzheimer: Análisis de sangre e ibuprofeno

La prueba de sangre, desarrollada por los expertos alemanes, y que ha sido publicada en EMBO Molecular Medicine, funciona midiendo las cantidades relativas de una forma patológica y una forma saludable de beta-amiloide en la sangre. Las moléculas beta-amiloides tóxicas comienzan a acumularse en el cuerpo de los pacientes unos 15 o 20 años antes del inicio de la enfermedad.

En el estudio, los científicos analizaron si la prueba de sangre sería capaz de recoger indicaciones de beta-amiloide patológico en fases muy tempranas de la enfermedad. Para ello, estudiaron a los pacientes en este estadio y descubrieron que la prueba detectaba de manera fiable las alteraciones beta-amiloides en la sangre de participantes con deterioro cognitivo leve, quienes también mostraban depósitos anormales de amiloide en las exploraciones cerebrales.

Posteriormente, investigaron si con su trabajo eran también capaces de detectar cambios en la sangre mucho antes del inicio de la enfermedad. Para ello, utilizaron los datos del estudio de cohorte ‘ESTHER’, y compararon muestras de sangre de 65 participantes que se encontraban posteriormente en los estudios de seguimiento diagnosticados con la enfermedad de Alzheimer, con 809 controles. Concretamente, el nuevo método fue capaz de detectar signos de la enfermedad unos ocho años antes del diagnóstico en pacientes sin síntomas clínicos.

De hecho, la prueba identificó correctamente a aquellos con la enfermedad en casi el 70% de los casos, mientras que aproximadamente el 9% de los sujetos verdaderamente negativos se detectaron erróneamente como positivos, siendo la precisión diagnóstica global del 86%.

Los investigadores sugieren que su análisis de sangre sirve como una opción económica y simple para preseleccionar a individuos de la población general y realizarles más pruebas mediante estos métodos más invasivos y costosos, y para excluir a los sujetos falsamente positivos.

IIIIIIIIII

El ibuprofeno podría detener su desarrollo

Un equipo de neurocientíficos liderado por Patrick McGeer, eminencia en el campo de investigaciones para la prevención del Alzheimer, ha concluido estudios que sugieren que el ibuprofeno implementado en un régimen diario iniciado lo suficientemente temprano puede prevenir el inicio de la enfermedad de Alzheimer.

McGeer, presidente y CEO de Aurin Biotech, con sede en Vancouver, y su mujer, la doctora Edith McGeer, se encuentran entre los neurocientíficos más citados del mundo. Su laboratorio es reconocido mundialmente por sus 30 años de trabajo en neuroinflamación y enfermedades neurodegenerativas, particularmente la enfermedad de Alzheimer.

En 2016, el Dr. McGeer y su equipo anunciaron que habían desarrollado una prueba simple de saliva que puede diagnosticar la enfermedad de Alzheimer y predecir su aparición en el futuro. La prueba se basa en medir la concentración del péptido amiloide-beta proteína 42 (Abeta42) secretada en saliva. En la mayoría de las personas, la tasa de producción de Abeta 42 es casi la misma independientemente del sexo o la edad. Sin embargo, si esa tasa de producción es de dos a tres veces mayor, esas personas están destinadas a desarrollar la enfermedad de Alzheimer. Esto se debe a que Abeta42 es un material relativamente insoluble, y aunque se produce en cualquier parte del cuerpo, los depósitos se producen solo en el cerebro, causando la neuroinflamación que destruye las neuronas en el cerebro de las personas con la enfermedad de Alzheimer.

Ya que Abeta 42 se produce en todos los órganos del cuerpo y se secreta en la saliva de la glándula submandibular, solo una cuchara de saliva puede ayudar a predecir si un individuo va a desarrollar Alzheimer. Esto da la oportunidad a los médicos de comenzar a tomar medidas preventivas tempranas, como el consumo de medicamentos no esteroideos (AINE) sin receta, particularmente, el ibuprofeno.

McGeer lleva años estudiando a fondo el proceso de desarrollo del Alzheimer y cómo los fármacos antinflamatorios de uso común pueden detener el avance de la enfermedad.

 

Comentarios
Herramientas para el Alzheimer: Análisis de sangre e ibuprofeno
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW