El turismo, responsable en el cambio climático

Desde lo que contamina un vuelo hasta la polución que genera la industria del souvenir, por primera vez unos investigadores han medido la huella de carbono global del turismo. Una industria que en España representa ya el 11,5% del Producto Interior Bruto, dando empleo a alrededor de 1,5 millones de personas.

 

El turismo, responsable en el cambio climático

Por primera vez, la huella ecológica del turismo mundial se ha cuantificado en su conjunto, y las conclusiones del estudio deberían hacernos pensar a todos. Los datos obtenidos señalan que el turismo supone hasta una décima parte de las emisiones de gases de efecto invernadero en todo el planeta.

Curiosamente, hace apenas siete años, la Organización Mundial del Turismo (OMT) editaba un folleto en el que, con datos previos, se afirmaba que “el turismo es responsable del 5% de las emisiones mundiales de carbono”, y de esas emisiones un 80% correspondían al transporte, mientras que el resto se repartían entre alojamiento y “el resto de actividades turísticas. El nuevo estudio eleva esa tasa a casi un 10%.

La nueva investigación, que lidera el grupo Integrated Sustainability Analysis de la Universidad de Sydney y publicada en Nature Climate Change, descubrió que la huella global del turismo global en cuanto a las emisiones de gases de efecto invernadero es aproximadamente cuatro veces mayor que las estimaciones anteriores, y ya es responsable de casi una décima parte dichos gases a mundiales.

La diferencia radica en que anteriormente no se tenían en cuenta las emisiones del transporte, la elaboración de comidas y bebidas, el mantenimiento de las infraestructuras o los servicios de los minoristas en los destinos turísticos.

Quienes más sufren las consecuencias de la masificación del turismo son las islas relativamente pequeñas. En algunos lugares como Maldivas, Mauricio, Chipre y las Seychelles el estudio percibió una desproporcionada tasa de emisiones de carbono. "Es posible que se requieran impuestos sobre el carbono, en particular para los viajes en avión, con la finalidad de reducir el crecimiento futuro no controlado de las emisiones relacionadas con el turismo", han afirmado los investigadores del estudio. Estados Unidos lidera el ránking de huella de carbono, seguido de China, Alemania e India. Además, el análisis descubrió que el turismo crecerá un cuatro por ciento al año, superando a muchos otros sectores económicos.

Algunos países toman medidas

A principios de abril el gobierno tailandés cerró al público Maya Beach, famosa por ser el escenario de la película La Playa, dirigida en el año 2000 por Danny Boyle y protagonizada por Leonardo DiCaprio. La decisión pretende evitar que se siga deteriorando su patrimonio natural. El motivo detrás de esta llamativa medida es, según el Departamento de Parques Nacionales y Vida Silvestre de Tailandia, la avalancha de turistas que viene sufriendo la zona en los últimos años.

En Europa, en la ciudad de Venecia se han instalado unos tornos dirigidos a controlar el número de turistas que acceden al lugar. Una medida que suscitó polémica y fue mal recibida por los habitantes. "Estos 'Check Point' son el símbolo de la decisión de idear nuestra ciudad como un espacio inhabilitado, solamente para uso turístico, sin aprovechar y resaltar su valor", afirman opositores a esta medida

Asimismo, se ha creado la Red de Ciudades del Sur de Europa para hacer frente a la turistización (SETnet), integrada por un total de 14, de las cuales 11 pertenecen a España: Barcelona, Tarragona, San Sebastián, Gerona, Málaga, Madrid, Palma de Mallorca, Pamplona, Sevilla, Valencia, a la que se unen diferentes colectivos de Canarias. Del resto de Europa, de momento sólo han dado el sí Lisboa, Venecia y Malta. Por su parte la capital italiana, Roma, estudia limitar el acceso de los turistas a la Fontana di Trevi, con la idea de crear pasillos de visita para regular el flujo de turistas que cada día acceden a la plaza.

El alto coste del turismo

Esta investigación, según sus autores, ha tardado un año y medio en completarse e incluye datos más de 1.000 millones de cadenas de suministro y sus impactos en la atmósfera. E incluye recomendaciones —aparte de tomar menos aviones— tales como asistencia técnica y financiera para paliar los efectos sobre el calentamiento de actividades como los deportes de invierno, tomar medidas para mitigar los efectos del aumento del nivel del mar que amenaza a islas pequeñas, y luchar contra los efectos de la polución generada por el ser humano en destinos frágiles y exóticos.

"Nuestro análisis es una visión mundial del verdadero coste del turismo, e incluye datos sobre la comida que necesita el turismo masivo, incluso los souvenirs; es una evaluación completa del ciclo de vida del turismo mundial, y nos hemos querido asegurar de que no nos perdemos ningún impacto", comenta la doctora Arunima Malik, coautora del estudio. "Esta investigación llena un vacío crucial identificado por la Organización Mundial del Turismo y la Organización Meteorológica Mundial para cuantificar, de manera integral, la huella turística mundial".

Un vacío de datos que debería de interesar especialmente en España, como segundo destino turístico mundial, tan solo por detrás de Francia. En 2017 su récord de visitantes internacionales con la llegada de 82 millones de turistas, lo que supone un aumento del 8,9% respecto a 2016 (ver recuadro).

Al respecto del nuevo estudio, Ya-Yen Sun, investigador de la Escuela de Negocios de la Universidad de Queensland y de la Universidad Nacional de Cheng Kung en Taiwán, comenta que volver a pensar en el turismo de "bajo impacto" es crucial.

"Dado que el turismo crecerá más rápido que muchos otros sectores económicos, la comunidad internacional puede considerar su inclusión en el futuro en compromisos climáticos, como el Acuerdo de París, en el que queden vinculados los vuelos internacionales a naciones específicas", dice, y añade: "Es posible que se requieran impuestos sobre el carbono o esquemas de comercio de carbono, en particular para la aviación, para reducir el crecimiento futuro de las emisiones relacionadas con el turismo".

Por su parte, el principal autor del estudio, Manfred Lenzen, de la Universidad de Sydney, señala que son los viajes aéreos los que contribuyen principalmente a la huella de carbono del turismo y que las emisiones aumentan según crece el turismo low cost.

IIIIIIIIIII

81,8 millones de turistas extranjeros al año en España

España batió por quinto año consecutivo su récord histórico en llegadas de turistas internacionales, con un registro de 81,4 millones de visitantes (6,2 millones de turistas más que en 2016), lo que supone crecimiento del 8,6% con respecto al año anterior, según los datos definitivos de la encuesta Frontur publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), superando a Estados Unidos para situarse en la segunda posición del turismo mundial solo por detrás de Francia.

Estas cifras se han superado, al menos en el primer trimestre del año 2018, con más de 13,7 millones de visitantes y 14.735 millones de euros gastados en sus viajes a España, un 6% superior a la registrada en el mismo periodo de 2017, que se saldó con 12,93 millones de turistas.

El gasto de estos visitantes entre enero y marzo ha sido también mayor al registrado en este mismo periodo del año pasado, en concreto un 7,7% más elevado y que refleja, en paralelo, el impacto de la celebración de la Semana Santa casi íntegramente en marzo y no en abril como el año pasado.

Solo en marzo, el gasto de los visitantes foráneos subió el 12,1% y acumula 70 meses consecutivos al alza, en tanto que en este mes llegaron 5,4 millones de turistas internacionales, un 9,6% más que en el mismo mes de 2017.

Canarias se mantiene como el destino preferido por los turistas de otros países. Esta región ha recibido en el primer cuarto del año el 28,3% del total, con 3,4 millones de visitantes, un 1,7% más.

Le sigue Cataluña, con el 22,5% del total y 3,1 millones de turistas contabilizados entre enero y marzo, que ha supuesto un incremento del 3,4% en comparación con el primer trimestre del año pasado.

El 13,9% de los turistas (1,9 millones de personas) prefirió visitar Andalucía, un 4,4% más; mientras que en Madrid se detuvo el 11,5% del total (1,6 millones de visitantes), un 11,1% más.

Desde el Reino Unido, el principal país emisor, visitaron España 2,9 millones de personas hasta marzo, un 0,4% más; mientras que las llegadas de turistas alemanes aumentó un 7,9%, hasta cerca de 1,9 millones de personas; y también la visita de franceses, con casi 1,7 millones de turistas, un 0,7% superior.

El Reino Unido concentró el 20,8% de los turistas llegados a España; Alemania, el 13,5%; Francia, el 12,3%; e Italia, el 5,6%.

También en el acumulado del trimestre, los turistas que más dinero se dejaron en España fueron los procedentes de Reino Unido, que concentraron el 17,9% del total, aunque su gasto sólo creció el 0,8% en tasas interanuales.

Según la vía de acceso, por los aeropuertos entraron 11,5 millones de las más de 13,7 millones de personas que visitaron España en el periodo enero-marzo, un 5,7% más que en el mismo periodo del 2017.

Por las carreteras llegaron casi 2 millones de visitantes, un 12,8% más; y en este capítulo bajaron el tren como medio de transporte, un 13,5%; y también descendió el registro de turistas extranjeros en los puertos, un 20,3 %.

El ocio, el recreo y las vacaciones fueron los motivos principales del viaje a España para más de 11,3 millones de turistas en el primer trimestre, lo que supone un crecimiento anual del 7%, si bien aumentaron un 16,1% las visitas por negocios y otros motivos profesionales, hasta 1,3 millones de personas.

Solo en marzo, los turistas que visitaron España por ocio generaron el 81% del gasto total, con un desembolso un 10,9% mayor que en marzo de 2017.

Con respecto al tipo de alojamiento, los hoteles repuntaron un 6,2% al ser la selección de más de 8,3 millones de turistas; las viviendas de alquiler mejoraron su ocupación un 9,5% (1,4 millones de personas), en tanto que el alojamiento de no mercado al margen de las viviendas en propiedad o de familiares rebajó sus cifras un 16,4% (269.895 visitantes).

El turismo representa ya el 11,5% del Producto Interior Bruto de España, dando empleo a unos 1,5 millones de personas.

Comentarios
El turismo, responsable en el cambio climático
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW