Se descubren en las bayas nuevos beneficios para la salud

Ciertos pigmentos naturales de las bayas, conocidos como antocianinas, incrementan la función de la enzima sirtuína 6 en las células cancerosas. La regulación de esta enzima podría abrir nuevas vías para el tratamiento del cáncer.

Se descubren en las bayas nuevos beneficios para la salud

Las sirtuínas son enzimas que regulan la expresión de genes que controlan la función de las células a través de vías de señalización celulares esenciales. El envejecimiento produce cambios en la función de las sirtuínas, y estos cambios contribuyen al desarrollo de varias enfermedades. La sirtuína 6, o SIRT6, es una enzima menos conocida que está también vinculada con el metabolismo de la glucosa.

Las tonalidades rojas, azules o moradas que exhiben las bayas se deben a las antocianinas que poseen, sus pigmentos naturales más característicos.

En una investigación reciente, llevada a cabo por el equipo de Minna Rahnasto-Rilla, de la Universidad del Este de Finlandia, se ha comprobado que la cianidina, que es una antocianina abundante en los arándanos (incluyendo los rojos) y en la grosella negra, incrementó los niveles de la enzima SIRT6 en células cancerosas colorrectales humanas, algo que perjudica a dichas células, y también se descubrió que disminuía la expresión de los genes cancerosos Twist1 y GLUT1, aumentando al mismo tiempo la expresión celular del gen supresor de tumores FoXO3.

Los investigadores diseñaron asimismo un modelo informático que les permitió predecir cómo pueden regular la enzima SIRT6 diferentes flavonoides vegetales.

Los resultados de la investigación ponen los cimientos para el desarrollo de nuevos fármacos que regulen la función de SIRT6 para combatir del mejor modo posible al cáncer.

Un estudio reciente aporta más evidencias de que comer arándanos, moras, fresas y otras bayas tiene efectos beneficiosos sobre el cerebro y podría ayudar a prevenir la pérdida de memoria asociada al envejecimiento y otros cambios nocivos de esa clase en el cerebro. Los resultados de esta investigación se suman así a los de otros estudios que, en un número creciente durante los últimos años, señalan que comer bayas puede ejercer efectos beneficiosos en el cerebro de las personas mayores.

Para evaluar la solidez de las evidencias previas sobre las bayas, los autores del nuevo análisis de resultados, Barbara Shukitt-Hale y Marshall G. Miller, examinaron de forma exhaustiva estudios sobre el tema efectuados con células, animales y humanos. Su trabajo sobre las consecuencias positivas de comer bayas se ha dado a conocer a través de la revista académica Journal of Agricultural and Food Chemistry, de la ACS (American Chemical Society, o Sociedad Química Estadounidense).

Los datos revisados por Shukitt-Hale y Miller llevan a la conclusión de que las bayas ayudan al cerebro a mantenerse sano de varias maneras.

Por una parte, las bayas contienen altos niveles de antioxidantes, compuestos que protegen a las células contra los daños infligidos por los radicales libres, y por otra,

modifican en algunos aspectos el modo en que se comunican las neuronas del cerebro. Estos cambios en la señalización pueden prevenir la inflamación que en el cerebro contribuye a que se produzcan daños neuronales, y mejoran tanto el control motor como la cognición.

Comentarios
Se descubren en las bayas nuevos beneficios para la salud
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW