Conoce los usos alternativos del microondas

Este tipo de horno es mucho más que un versátil instrumento de cocina. Su tecnología tiene muchas más posibilidades, tanto para tareas de higiene, como de conservación y bricolaje. También desmontamos falsas creencias sobre este electrodoméstico.

Conoce los usos alternativos del microondas

Con el microondas se pueden realizar cosas mucho más creativas y prácticas que calentar el café con leche por las mañanas, descongelar el pan y los platos preparados, o hacer palomitas de maíz. Se trata de un invento que, aunque centrado en la cocina, tecnológicamente tiene muchas más posibilidades. Veamos a continuación unas cuantas: es cuestión de algo de ciencia y mucha imaginación.

-Desinfectar estropajos

La mayoría de los expertos en seguridad alimentaria inciden en que no es suficiente con el gel de lavar platos para que un estropajo o un trapo estén correctamente higienizados, ya que hay bacterias muy resistentes. La mejor solución es poner el estropajo húmedo en el microondas a máxima potencia durante minuto y medio. El vapor generado acabará con todos los gérmenes.

-Limpiar utensilios de madera

Algo similar pasa con los utensilios de madera que usamos en la cocina: no basta con lavarlos con gel tras su uso, pues son porosos y acumulan agua con gérmenes. Pero en el lavavajillas disminuyen mucho su vida útil. La solución está en el microondas: tras lavar con gel y aclarar, los ponemos en el microondas unos minutos a máxima potencia y así los esterilizaremos sin estropearlos.

-Higienizar la tabla de cortar: Además de esponjas, estropajos y trapos de cocina, también podrás desinfectar la tabla de cortar en el microondas. Para ello tendrás que lavarla, restregarla con un limón e introducirla en el horno. En un minuto estará lista.

-Esterilizar tarros de vidrio

Padres y madres lo utilizan para esterilizar biberones, pero este uso se puede extender a todo tipo de tarros de cristal -y a algunos de plástico- que queramos guardar. Basta con llenar los tarros con dos dedos agua y calentarlos hasta que ésta hierva.

Si los vamos a dejar sin uso por largo tiempo, o bien si vamos a guardar en ellos algún elemento seco a temperatura natural, la esterilización puede ahorrarnos posteriores contaminaciones.

-Preparar conservas vegetales

Aprovechando la esterilización, podemos ahorrarnos el hervido de los tarros de conservas naturales vegetales. Para ello nos bastaría con llenar de agua y sal el tarro con el alimento que queremos conservar y después meterlo en el microondas a máxima temperatura hasta que el agua arranque a hervir.

-Secar hierbas aromáticas

Cilantro, perejil, orégano, romero, etc., basan su aroma en aceites esenciales. La mejor forma de conservar las hierbas es quitarles el agua de los tejidos. Para ello las lavaremos y extenderemos sobre un papel de cocina, que introduciremos en el microondas durante tres minutos a máxima temperatura. Las extraeremos secas y así podremos desmenuzarlas y guardarlas en un tarro. Obviamente, si el tarro ha sido antes esterilizado en el microondas, mucho mejor.

-Capuccinos

Obtener la característica espuma de leche de los capuccinos es mucho más sencillo de lo que crees. Te bastará un tarro limpio y un microondas. En el tarro vertemos un poco de leche, tapamos y agitamos hasta obtener una mezcla espumosa. Una vez la tenemos, destapamos el tarro y lo ponemos un minuto al máximo en el microondas. Obtendremos una espuma densa que podremos utilizar para nuestro café con leche.

-Bacon crujiente sin usar aceite

Uno de los problemas para los amantes del tocino crujiente es la cantidad de grasa de la loncha, que se une a la del aceite con que se fríe. Una solución menos calórica es colocar las lonchas encima de un plato sopero invertido, poner un papel de cocina encima e introducirlo en el microondas durante un minuto a máxima potencia.

-Cortar cebollas sin llorar

El truco consiste en cortar una cebolla en dos mitades y meterla en el microondas 30 segundos a máxima potencia. El resultado es que el tejido no se altera, pero se liberan todos los vapores irritantes y se puede picar la cebolla sin problemas. Este es un truco de extendida aplicación en las cocinas profesionales de todo el mundo.

-Regenerar la tierra de las macetas

Si se nos ha muerto una planta y queremos aprovechar la maceta para plantar una nueva, podemos repartir la tierra un poco húmeda en platos y meterlos en el microondas durante unos minutos. Con este procedimiento se matan hongos o esporas de parásitos que afectaban a la planta anterior.

-Pelar tomates sin tener que escaldarlos

Otro truco de cocinero: se hace un corte en forma de cruz en la zona del tallo del fruto y se calienta en el microondas con una tapa encima durante dos minutos. Una vez enfriado, se podrá pelar sin mayor problema.

-Recuperar la sal y el azúcar apelmazados

La conservación de sal y azúcar en ambientes con humedad comporta su apelmazamiento. Una buena solución para conseguir la textura adecuada es aplicarles el calor seco del microondas durante unos 20 segundos a máxima potencia, que hará que se evapore el agua de los cristales sin afectar a la estructura de los mismos.

-Reciclar velas viejas

Una solución cuando tenemos muchos restos de velas y queremos aprovecharlos, es ponerlos todos en un recipiente para microondas y llevarlos a su temperatura de fusión. Una vez la cera esté líquida, podemos verterla en un tarro donde antes habremos colocado una mecha fina en su centro. Si lo deseamos, podemos añadir a la cera fundida algún tipo de esencia aromática. Cuando se enfríe la cera, tendremos una nueva vela.

-Despegar sellos: Antes que nada debes humedecerlo con un poco de agua. Después, introduce la carta en el microondas y caliéntala durante 20 segundos, no más. Verás que el sello se despegará del sobre sin el menor esfuerzo.

-Comprobar que una taza es apta para el microondas: No toda la vajilla lo es. Entre los materiales permeables a las microondas y por tanto aptos para cocinar en este tipo de hornos se encuentran el vidrio refractario tipo Pyrex, Arcoroc, Duralex, Arcopal, Pyroflam (siempre que no sean demasiado finos porque se romperían), la porcelana, la cerámica, la loza, la madera, el mimbre y el barro. Este último, si está vitrificado puede llevar hierro y plomo en su composición por lo que no debe introducirse en los microondas comunes, que no aceptan herramientas metálicas. Por esa misma razón, también la porcelana estampada o con filos dorados puede llevar metales. Antes de usarla en este tipo de hornos hay que comprobar siempre si es apta o no.

Una manera sencilla de saberlo es poniendo sobre el plato giratorio el recipiente a comprobar vacío y junto a éste un vaso de agua. Programa después el horno para que caliente a máxima potencia durante un minuto.

Al cabo de ese tiempo, si el recipiente es apto para microondas, debe estar frío y el agua del vaso caliente. Si el recipiente está caliente, quiere decir que absorbe microondas y, por tanto, no es apto para ser usado en este tipo de hornos.

-Toallas calientes: Es una alternativa a las bolsas de agua caliente o a las almohadillas eléctricas. Calienta una toalla humedecida enrollada durante un minuto –solo- en el microondas. Aplícatela donde necesites.

-Aprovechar la máscara de pestañas: El tubo del rímel está aún medio lleno, pero ya se ha secado. Es algo común, consecuencia de sacar y meter el cepillo con frecuencia.

Sin embargo, existe un truco para poder utilizar el producto hasta que se agote.

Consiste en poner el tubo de cosmético en el microondas junto a un vaso de agua y calentarlo durante 30 o 40 segundos. Al cabo de ese tiempo, el contenido volverá a estar tan fluido como cuando lo compraste.

-Hasta la última gota: Si quieres extraer todo el zumo a los cítricos, mételos durante 10-20 segundos con el microondas a su máxima potencia. Esto ayudará a que se desprenda más fácilmente de la piel, y así, al exprimirlo, obtendrás más jugo.

IIIIIIIIII

La verdad sobre el microondas

¿Las radiaciones modifican la composición de los alimentos? ¿Las microondas pueden salir al exterior del aparato y afectarnos? ¿Si hiervo agua, el líquido puede salir disparado? Existen multitud de interrogantes ligados a este pequeño electrodoméstico, presente en miles de hogares. Para a aclarar estas y otras dudas, la OCU ha elaborado un vídeo en el que repasa multitud de falsas creencias sobre los microondas y también un buen número de prácticas en las que se hace necesario tomar precauciones.

-Las radiaciones modifican la composición de los alimentos: Es falso. "Las radiaciones que emiten los microondas simplemente hacen vibrar las moléculas y así se calienta la comida, pero no modifican los átomos ni convierten la comida en radiactiva", indican.

-Las microondas pueden salir al exterior del aparato: Es falso. Si el aparato está en buen estado, las microondas no pueden atravesar las paredes ni la rejilla de la puerta. “En nuestro análisis de seguridad medimos la emisión de microondas al exterior, y los valores encontrados son prácticamente nulos. Además, aun en el caso de que el microondas estuviera deteriorado y tuviera fugas, las ondas pierden intensidad muy rápidamente”, concluyen.

-Para saber si un microondas tiene fugas se introduce un móvil en el interior, se cierra una puerta y se hace una llamada. Si suena, es que tiene fugas: Es falso. Los teléfonos móviles no utilizan la misma frecuencia que los microondas. “Puede que la protección de los microondas también impida que la atraviesen las de los terminales y de esto dependerá que suenen o no en el interior, pero esto no influirá en que el electrodoméstico sea más o menos seguro”.

-Algunos recipientes de plástico no deben utilizarse en el microondas: Es verdad. “Cuando se calientan alimentos en algunos recipientes plásticos pueden migrar materiales. Por ello, sólo deben introducirse plásticos adecuados para su uso en microondas, o bien envases de otros materiales, como el vidrio», advierten.

-Si hiervo agua en el microondas, el líquido puede salir violentamente: Es verdad. “Cuando se calienta agua, no se suelen producir las típicas burbujas que surgen al hervir. Al introducir algún objeto, como una cucharilla, o mover el recipiente, las burbujas podrían aparecer violentamente, proyectar agua hirviendo hacia fuera, y producir quemaduras», indican desde la OCU.

 

Comentarios
Conoce los usos alternativos del microondas
You are using Opennemas CMS
TRY IT NOW